Vacaciones empleada doméstica

vacaciones-empleada-domestica
0

Como cualquier otro trabajador, las empleadas domésticas también cuentan, entre sus beneficios legales, con el disfrute de 30 días hábiles de vacaciones por año. ¡Vamos! Que si se lo curran, no tenéis por qué quejaros.

En este sentido, según el artículo 9, numeral 7, del Real Decreto 1620/2011, de 14 de noviembre, que regula los vínculos de trabajo del servicio doméstico, vosotros, como empleadores, podéis acordar con la asistente la disposición de dicho asueto en el tiempo.

De acuerdo a lo anterior, el citado instrumento legal contempla el fraccionamiento de las vacaciones de la ayudante en dos porciones o más, siendo una de ellas de quince días consecutivos. Si por alguna razón no se llegare a un convenio en relación a este tema, el patrón puede fijar el primer lapso de quince días, por poner un ejemplo, en el mes de agosto y el tanto restante, seguido o dividido, quedará a elección de la operaria. En el primer caso, debéis notificar vuestra decisión a la trabajadora, por lo menos, dos meses antes de comenzar a disfrutar este período de descanso.

Es importante recordar que, por tales vacaciones, vuestra empleada debe recibir un pago equivalente a un mes de labores adicional a su salario.

El Real Decreto 1620/2011, establece, en el numeral 6 del mismo artículo 9, que las asistentes domésticas tendrán derecho al disfrute de fiestas y permisos previstos en el artículo 37 del Estatuto de los Trabajadores. Este último texto establece como días festivos el 25 de diciembre (Navidad), 1 de enero (Año Nuevo), 1 de mayo (Día del Trabajador) y 12 de octubre (Día Nacional de España). Allí mismo, se estipulan los motivos para ausentarse con derecho a remuneración, entre los cuales mencionaremos: matrimonio (quince días),  nacimiento de hijo (dos días), fallecimiento, accidente, enfermedad grave o cirugía de parientes hasta el segundo grado de consanguinidad (dos a cuatro días), así como diligencias de carácter público y personal, incluyendo el voto. Dichas licencias requieren notificación previa y/o un justificativo.

Nuestra recomendación, en este caso, es remitirse a dicha Ley para que tengáis claros los detalles de tales disposiciones. En  artículos posteriores, nos referiremos a los permisos y reposos por motivos de salud.

Referencias e información adicional:

  • Real Decreto 1620/2011, de 14 de noviembre, por el que se regula la relación laboral de carácter especial del servicio del hogar familiar.
  • Ley del Estatuto de los Trabajadores