Indemnización empleada doméstica

indemnizacion-empleada-domestica
0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Mientras no medien causas graves, la finalización del contrato con una empleada doméstica, niñera o cuidador de adultos mayores, no tiene por qué suponer un evento traumático. Ninguna circunstancia en la vida es eterna y los convenios laborales no son la excepción. En lo que sí debéis estar claros es en el pago de las compensaciones inherentes a tal evento.

Ahora bien, cuáles pueden ser los motivos para dar por terminado el contrato con vuestra asistente  domiciliaria. El Real Decreto 1620/2011, de 14 de noviembre, que establece la normativa para las  relaciones laborales del servicio doméstico, nos remite al artículo 49 del Estatuto de los Trabajadores, en el  cual podemos distinguir, entre los más importantes, a los efectos de nuestro tema:

  • Por mutuo acuerdo.
  • Por cumplimiento de la duración acordada.
  • Renuncia del empleado.
  • Despido del trabajador (la más común por faltas disciplinarias o incumplimiento manifiesto de sus deberes).
  • En caso de muerte, invalidez o incapacidad permanente total o absoluta del trabajador o del
  • Por decisión del trabajador, basada en la contravención de convenios contractuales por parte del empleador, o -lo que esperamos nunca  suceda- porque la trabajadora se vea forzada a dejar su puesto de trabajo en  razón de ser víctima de violencia de género o acoso.
  • El Real Decreto 1620/2011 añade -en su artículo 11- el desistimiento del empleador como

Las tres primeras causas antes expuestas denotan la inexistencia de conflicto. Es decir, si la empleada renuncia voluntariamente y sin presiones, o si conviene con su empleador dar por finalizado el contrato con buen rollo, la indemnización podría considerarse sencilla, es decir, se debería pagar a la asistente el equivalente a siete días de salario por cada año laborado, si el acuerdo se suscribió antes del 1 de enero de 2012, con el límite de seis mensualidades; o de doce días por año si el trato se firmó después de la mencionada fecha, con el mismo tope. Igual ocurre con el cumplimiento del plazo acordado, sólo que en este caso es preciso notificar por escrito a la operaria con, por lo menos, 20 días de anticipación a dicho vencimiento.

La figura del desistimiento del empleador se introdujo en el Régimen Especial de Empleados del Hogar, considerando que el patrono no es una empresa, sino una persona natural que contrata a otra para que trabaje dentro de su casa; por lo tanto, con tal causal se le da el beneficio de decidir si le sigue otorgando o no a esta su confianza. En tal caso, es requisito indispensable que, como patrón, notifiquéis por escrito a la operaria de vuestra voluntad de desistir de la relación laboral.

Legalmente, a partir de la fecha en que formalicéis el desistimiento debéis concederle a la ayudante 20 días de preaviso pagados, si ha trabajado en vuestra casa por más de un año, durante los cuales tendrá derecho a una licencia de seis horas semanales para buscar nuevo curro. Dicho preaviso se reducirá a siete días si el tiempo de labores no supera los doce meses. Pero, tenéis la potestad de acompañar la carta con el equivalente en metálico de dicho período, para que ella no precise de volver a vuestro domicilio. Todo esto, sin menoscabo de la indemnización descrita más arriba.

Por lo complejo y amplio del asunto, le daremos continuidad en el siguiente post,  en el cual nos fijaremos en  el tema del despido.

Referencias e información adicional:

  • Real Decreto 1620/2011, de 14 de noviembre, por el que se regula la relación laboral de carácter especial del servicio del hogar familiar.
  • Ley del Estatuto de los Trabajadores
  • http://www.bmurilloabogada.com
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.