Contratar un cuidador para nuestros mayores

cuidadores-de-mayores
0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Contrario a lo que en muchos casos se piensa, buscar la ayuda de profesionales o personal especializado para cuidar de nuestros ancianos, es la mejor opción que tenemos cuando no disponemos de tiempo suficiente para brindarle toda la atención que se merecen esas personas que, en sus mejores años, nos dieron todo su apoyo, no solo desde el punto de vista afectivo, sino también material, para hacer de nosotros lo que somos hoy en día.

Nada más justo que ahora, cuando ellos más nos necesitan, porque están en una etapa donde los achaques normales de la edad y las enfermedades, que por lo general suelen agudizarse, entre otros factores, les hacen tener una visión de la vida un poco más compleja, seamos agradecidos y retribuyamos con creces todos los esfuerzos que a lo largo de su existencia han hecho por nosotros.

En ese sentido, la contratación de los servicios de un cuidador profesional, ocasional o permanente, no debe ser vista como un hecho de índole exclusivamente material, ni mucho menos como una forma de rechazo, aislamiento o abandono disfrazado para el anciano. En principio, debe tomarse en cuenta que al no poder encargarnos directamente de sus cuidados, los estamos dejando en manos de personas altamente capacitadas, quienes los atenderán con total dedicación desde la comodidad de sus hogares.

Para un gran número de adultos mayores, por no decir la mayoría, permanecer en un centro de atención especializada para la tercera edad, puede llegar a ser una experiencia realmente desagradable, por muy lujoso o cómodo que este lugar sea, porque estando lejos de sus afectos, pueden sentirse solos, aun estando rodeados de muchas personas. La soledad puede causar depresión, y la depresión en los ancianos, de por sí, ya es un problema generalizado, aunque no es parte del proceso de envejecimiento, por tanto hay que evitar potenciarlo.

Sin embargo, esto no quiere decir que sea malo recurrir a ese tipo de recintos en determinadas ocasiones, principalmente cuando se está en aprietos. Seguramente habrá a quienes les sienta bien estar allí, así como familiares más cómodos con esta elección, pero nada mejor que el calor del hogar, espacio en donde, pese a las desavenencias que pudieran ocurrir, que al fin y al cabo forman parte de la vida, siempre se encontrará paz y alegría, lo cual mantiene latente el deseo de vivir, la medicina más potente, barata y de mayor alcance para todos.

El cuidado en casa de las personas mayores, que pueden presentar inconvenientes en la realización de las actividades básicas de su vida diaria, como levantarse, moverse, asearse, e incluso comer, garantiza el disfrute de una mejor calidad de vida, y a su vez ralentiza el avance de problemas tanto físicos y psíquicos como sociales, que puedan estar afectándoles.

Además, estando en el hogar se puede potenciar, en la medida de lo posible y si sus limitaciones se lo permiten, la independencia de la persona que recibe el servicio, ayudándola a asumir responsabilidades y a tomar decisiones sobre su cuidado. Al hacerle sentirse más útil, su autoestima aumenta y su salud inmediatamente mejora.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.