¿Cómo proteger a las personas mayores ante la ola de calor?

Ola de calor
0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Una intensa ola de calor se cierne en este verano sobre varios países europeos, causando estragos en la población. En Italia, Francia, Hungría y Balcanes, los termómetros han registrado temperaturas inusualmente altas que superan los 40 º, llegando a ser inéditas, incluso, en algunos casos.

Portugal, Croacia y Rumanía también se han mantenido sobre ese mismo valor. De igual manera, España está enfrentando olas de calor más agudas y mucho más frecuentes. El panorama se muestra poco alentador, ya que, según los pronósticos, en algunas zonas, los termómetros podrían rebasar los 40 grados centígrados en los próximos días.

Cambio climático, causante de la ola de calor

Todo parece indicar que estas pudieran ser las temperaturas más elevadas que se hayan registrado en más de una década durante un mes de agosto. Señalan algunos especialistas que siempre ha habido olas de calor, pero que debido al cambio climático, su duración e intensidad se han incrementado en los últimos años. Esta distorsión también hace que se produzcan cada vez más temprano o más tarde.

Pero eso no es todo. Al no poder reducir la temperatura del cuerpo durante las horas de descanso, debido a que en muchos países, al caer el sol, el termómetro no baja de los 20 grados, el riesgo se mantiene latente tanto de día como de noche.

La Federación Internacional de la Cruz Roja advierte que, frente a esta situación, unos de los más afectados pueden ser las personas mayores, en especial, quienes padecen problemas cardíacos, de hipertensión y asma. También entran en ese grupo las personas con algún tipo de discapacidad o enfermedades crónicas. Sanidad, por su parte, insiste en que hay que extremar las medidas de precaución con los colectivos más vulnerables al calor.

¿Cómo proteger a las personas mayores ante la ola de calor?

Sanidad recomienda:

  • Mantener una hidratación adecuada, ingiriendo al menos dos litros de agua aunque no se tenga sed. La pérdida de agua y electrolitos a través de la sudoración puede provocar la aparición de calambres y espasmos musculares dolorosos. Evitar las bebidas con cafeína, alcohol o demasiado azúcar, ya que estas no calman la sed, sino que hacen perder más líquidos corporales.
  • Aumentar el consumo de frutas de verano, así como de verduras. Esto favorece el buen funcionamiento del aparato digestivo y hacer que la digestión sea de mayor calidad. Las comidas ligeras reponen las sales minerales que se pierden por el sudor.
  • Evitar salir a la calle en las horas más calurosas del día. Con las altas temperaturas, los problemas cardiovasculares se agravan, y devienen los sofocos.
  • Cerrar las persianas de la vivienda para mantener aislado el calor. La persona mayor debe permanecer en las habitaciones más frescas de la casa, que suelen ser las interiores. Los momentos de menos calor se pueden aprovechar para ventilar y refrescar la casa.
  • No realizar ejercicios físicos que les hagan sudar en las horas de más calor y evitar dejar a personas dentro de un vehículo expuesto al sol. La deshidratación conduce a una situación conocida como agotamiento por calor, que se caracteriza por la aparición de debilidad, taquicardia, problemas de ansiedad y un estado de confusión mental.

“Escuela de Familias y Cuidadores” del HSJD

Por su parte, la “Escuela de Familias y Cuidadores” del HSJD, ha dedicado su sesión formativa de este mes al cuidado del anciano en la época estival, desde donde emanan las siguientes sugerencias para proteger a los mayores durante la ola de calor:

  • Aunque los mayores no sienten necesidad de beber, incluso si su cuerpo lo necesita, porque tienen una disminución de la percepción de la sed, se debe ofrecer líquidos constantemente para evitar deshidrataciones.
  • No olvidar usar la respectiva protección solar en términos correctos, con factor solar alto y aplicaciones frecuentes. La piel de las personas mayores está algo más debilitada.
  • Vestir prendas ligeras y de tejidos naturales, para sentir mayor comodidad y disminuir la sensación de asfixia ante las altas temperaturas.
  • Cubrir la cabeza con gorras o sombreros para evitar la insolación. Usar gafas para proteger la vista.
  • Toda la ropa y el calzado que usen durante estos días deben ser cómodos.

Recomendaciones para cuidadores

Como los cuidadores son responsables del adulto mayor en todas sus facetas, la “Escuela de Familias y Cuidadores” del HSJD destaca que durante los días de calor, además de las medidas adicionales, la atención debe seguirse enfocando en cuatro aspectos básicos:

  • Físico: Ayudarle con su higiene personal, administrarle la medicación, estar atentos a su alimentación, vigilar cualquier alteración en su piel, uñas y ojos.
  • Psíquico: Vigilar los cambios que pueda sufrir en cuanto a su nivel de conciencia, estado de ánimo y las posibles alteraciones del sueño. En verano, las horas de sueño están alteradas. El calor los hace dormir menos y, por tanto, estar más cansados durante el día.
  • Social: Incentivarle para que realice sus actividades diarias, intentando que esté orientado en el tiempo, que sepa la fecha y que ejercite su memoria, sobre todo la memoria reciente. Dar paseos al aire libre, bajo la sombra, les ayuda a mantenerse más sanos.
  • Espiritual: Incentivarle a que realice actividades que le lleven a su autorrealización, como leer, estar en familia, socializar con otras personas y rezar.

En casos de emergencia por ola de calor

Si observa alguno o varios de los siguientes síntomas en una persona mayor en situaciones de mucho calor:

  • Mareos o náuseas.
  • Calambres musculares.
  • Excesiva fatiga o debilidad.
  • Desorientación, confusión, falta de coordinación.
  • Ausencia de sudoración.
  • Piel muy caliente.
  • Temperatura corporal muy elevada.
  1. Enfríe su cuerpo mojándolo con agua fresca, situándolo en un lugar fresco o dándole aire fresco.
  2. Proporciónele agua fresca.
  3. No proporcione Paracetamol ni anti-inflamatorios no esteroideos como la Aspirina.
  1. La Dirección General de Salud Pública recomienda llamar al 112 ante cualquier problema.
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.